25 de noviembre de 2015

Una mujer...

Una mujer
desgarra el telón del silencio.

De sus manos
caen las retorcidas alianzas
que vejaron su existencia.
La sangre –ahora suya-:
espuma y aire.

Una mujer
deserta de la intolerancia
y derrota a la noche amarga.

El valor envuelve sus cabellos
y la voluntad fortalece
al corazón malquerido.
En sus entrañas agonizan
mariposas equivocadas
y estrena razón y alas
que la elevan de la mentira.

Una mujer
vislumbra los violetas del alba
y la confianza desborda su espíritu.

A mordisco arranca
la corteza a la esperanza,
hasta palpar sus ramas,
hasta beber su savia,
hasta que, a su renacer,
como olas templadas,
arriben las hojas áureas
de la victoria.

©Trini Reina
Noviembre 2009
Pintura de Valery Tsukahin
 photo hoja_zps9e6cc68c.png

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.