17 de octubre de 2018

Carmenes


Dama engalanada
de eterno traje,
surges como del agua,
interrumpiendo el paisaje.

Figura de lenta gubia,
has sorprendido al aire
que, al norte de tu talle,
gira alucinado,
sin veleta que le salve.

Un pájaro encendido
-celoso plumaje-
besa tu frente fría
y, confortado, parte
a los álamos tendidos,
donde su nido yace.

A la intemperie trepa
el corazón de la tarde.
Noviembre es fragua
donde la nostalgia arde.
©Trini Reina/Noviembre 2009

14 de octubre de 2018

Derrota


Grávida la fibra que la entrama,
amplio el bocado de su miseria.
Avanzar con ella
es ungirse de desierto.
Respirar sus radiaciones;
odisea que perturba.

Creador de la simiente,
con silencio,
sin tregua,
sus células oleosas
te convierten en espectro de la osadía.
Lejos de la alquimia,
sus nudos te dejan tiritando.

Y, aún así,
avasallado,
fluctúas en sus mismos ángulos
y admites,
la regencia
 de la derrota que te abarca.
©Trini Reina/Abril 2011
Pintura de Isidre Nonell i Monturiol

2 de octubre de 2018

El otoño desenreda matices...


El otoño desenreda matices
amansando la furia azul del cielo.
El campo es forja de fruto y anhelo
y el mar dispensa algas a sus tapices.

Consolida la tarde directrices
y prende luminarias en el suelo.
Sube al atrio del ocaso un rayuelo,
alterando en la bóveda barnices.

La luna salmodia galanterías
admirando en el agua sus facciones,
y confiere espejo a las noches frías.

La escena conmueve con simetría
los perfiles rasos de mis pasiones.
En mi alma, el otoño es alegoría.

©Trini Reina/Octubre 2010
Obra de Isabel Navarro Verdúa

28 de septiembre de 2018

22 de septiembre de 2018

Pequeñez 84


Una mañana prolija
de nubes y dolores
me lleva a tirones
por la calle despoblada.

Toda la senda es mía
y por ella transito
casi viva
casi libre
casi sola…

Mi sombra 
(callada)
aún  me acompaña.
©Trini Reina/Septiembre 2018
Obra de Leonid Afrimov

19 de septiembre de 2018

Siempre...


Nunca podrás huir de todo lo que has perdido
Benjamín Prados


 Siempre te alcanzarán las ramas
de aquellas sombras que nutriste,
y sus hojas, como días,
juzgarán el momento de la caída.

Contravendrás,
renegando de esas zarpas
que desgarran la memoria,
y maldecirás su espina constante,
mas, rendida, aceptarás
lo inútil de la estrategia.

Acaso
con cautela
avances en ese jardín de agua
y, como hiedra,
crezca en ti la sensación de no regreso
para caer precipitado
hasta las ascuas de la realidad que te sacude.

Nunca podrás huir de lo que has perdido,
consciente eres
y, adicto,
te deleitas en la derrota.
©Trini Reina/Junio 2011

Obra de Clara Gangutia 

16 de septiembre de 2018

Memoria...


La culpa,
sin paracaídas
se precipita
por las venas de la memoria.

El pasado es un fantasma
de ruptura imposible
que como rata  muerde
la fe en el perdón.

Un aire
de pura nieve
besa al alma y la sume
en un ocaso perpetuo.
©Trini Reina/23 de octubre de 2012
Obra de Francis Bacon 

12 de septiembre de 2018

Pequeñez 83

El jazmín
rodea y envuelve
a la farola.

La luz y el perfume.
El blanco
 y sus sombras.
©Trini Reina/septiembre 2018

4 de septiembre de 2018

A contra pendiente

En la angosta subida,
el viento arrasa los detalles.
A la derecha, 
-las puertas del mundo abiertas-
el mar es furia 
de espuma y golpes,

estruendo de olas,
fragancia de la esencia,
crepitar de las aguas...

A contra pendiente, 
una mujer enarbola el íntimo blasón de su victoria, 
y de complacencia se inflama.
La sal foránea,
se confunde con el fluir de  lágrimas, 
y en el rostro se incendian
las angustias del ayer.

El viento juega  a frenarla,
mas la plenitud hace laureles del trayecto.
Ya en la cumbre
el faro es el icono de la clemencia de los siglos.
En la glorieta, que a la torre sirve de base,
la mujer, a bocanadas, inspira vida
y, trasminada de dicha y mar,
con ella misma sella la paz.
©Trini Reina/Septiembre 2010
Obra de Jean Pierre Cassigneul 

2 de septiembre de 2018

Pequeñez 82

Me gustan las flores
en las ramas
arropadas por sus hojas.
Verlas vivas  
vivir.
Y cuando hayan de morir
que la naturaleza  sea el verdugo
y no mi mano.
©Trini Reina/Septiembre 2018

28 de agosto de 2018

Versóleo XXIII

Con qué tibieza
 tu cuerpo la estrecha
la arrulla tu boca.

Con qué terneza
te inclinas
sobre su cabeza
y la besas.

Con qué presteza
a su favor limaste
 las garras de la derrota.

Con qué entereza
te elevas
sobre la loba tristeza
en que te sume su partida...
©Trini Reina/ Agosto 2018
Obra de Jacqueline Osborn 

25 de agosto de 2018

Los años y la ventana


No sé cuántos años llevo aquí
entre estos sesenta metros
de tabiques y frío.
A duras penas subí la escalera
y, desde entonces,
no he vuelto a pisar la calle.

Alguna vez,
temerosa,
descorro los visillos
y me asomo a la ventana,
pero siento vértigo;
no sé si de la luz desnuda
o de la altura.

Ignoro de qué me culpan,
ni qué falta cometí,
pero debió ser imperdonable
a juzgar por sus reniegos.
Las palabras sin cariño de mi nieta,
las ofensas de esa mujer abrupta,
que más que poner el plato sobre la mesa
me lo arroja,
los menosprecios del hijo
por el que tanto me desviví…

¡Siéntate! ¡Quédate ahí! ¡Traga! ¡Calla! ¡Dónde vas!

¡Cómo si pudiese ir a algún sitio…!
Os confieso
que siempre que me asomo a la ventana,
reclamo a la muerte.
Exprimo la voluntad que me resta
en convocarla,
pero ni siquiera ella tiene piedad de mí,
y hace su ronda diaria,
 y declina bendecirme con su suerte.

Aunque, a decir verdad,
no sé si ya estoy muerta
y esto que, con aflicción transito,
es aquello con lo que solían atemorizarme en la niñez:
el infierno.
©Trini Reina/31 de enero de 2013

Obra de Caspar David Friedrich

21 de agosto de 2018

Pequeñez 81


Debajo de mis canas
existe un mar de palabras
cuyo oleaje
es tan continuo
como profundo.

Marea lozana que pugna
exigiendo orilla para su tregua.
©Trini Reina/agosto 2018
Obra de Elizabeth Keyser 

18 de agosto de 2018

Agosto (De lo cotidiano)


Los jazmines, exhortados por el sol de la mañana, exhalan su fragancia, que se mezcla con el olor de la tierra sedienta que alguien acaba de regar.

Al trote marcha un perro de raza indefinida. Va sin resuello, la lengua fuera, jadeante. Al cruce surge una chica que acude a trabajar. En sus andares se adivina la escasa alegría que promete la obligada cita. A lo lejos dos señoras suben, a paso cansino, las escalinatas de la iglesia.
Los obreros se afanan por terminar las labores en la solana y así, a mediodía, conquistar la sombra.

Algunos árboles cercanos, barruntando el otoño, ya exhiben un amarillo temprano en sus ramas y, a los pies, muestran una alfombra incipiente de hojas muertas.

El pecho descubierto, aceitado, y más bronceado que San Lorenzo, un señor, recién traspasada la cuarentena, corre. En las manos porta dos pesas deportivas. No puede más, aminora la carrera, suda y boquea, intenta reanudarla, es imposible, a duras penas acepta su derrota y busca el camino más corto hacia su casa.

Las nueve de la mañana. Las campanas repican a misa matutina. En el parque contiguo los jardineros se esmeran con el césped y al aire, hoy de Poniente, lo hiere el penetrante aroma de la hierba segada.

Recién amanecido el día y ya se ciñe su tórrida vestidura de agosto.
©Trini Reina/ agosto 2008

14 de agosto de 2018

Por tener...

Tengo en mi pecho un tiovivo
y una noria en el costado.
Y en los ojos,
un día, hierbabuena,
y otro, mar picado.

Tengo un frío de treinta copos
en mi salud de claustro.
Un torbellino en los huesos
y las células renegando.

Tengo un exilio en el vientre
y una noche tocando, tocando,
un laúd sin cuerdas
y un violín extraviado.

Tengo un desvarío tras las cejas
y la garganta reclamando
licor de anís acerbo
para quemar el desencanto.

Tengo voluntad de trigo
y lealtad de galgo
y una risa que empequeñece
soledad  y estragos.
Tengo un amor de manzana
(sano, sano).
Y en la vida, en la vida
-siempre activa-,
una fe de tiros largos.
©Trini Reina/agosto 2018
Obra  de Andre Kohn 

11 de agosto de 2018

Pequeñez 80

En el costado,
 se posó una sombra.
El corazón, demudado,
 duplicó sus brincos.
 La sombra huyó.
Quedó el sobresalto.
©Trini Reina/agosto 2018
Obra de Édouard Manet

8 de agosto de 2018

Cuarenta grados a la sombra


La tarde es bastión de estío sureño. El aire de agosto quema
como vapor de olla. La calle, vacía, caldea las huellas que repito.
Paso del tedio al ahogo, de la asfixia al cansancio.
El trayecto  es opresión incandescente, y el sudor que exhalo es evidencia que estimula a la mosca, que no renuncia a perseguirme. El aura de mi perfume la llevará a verme como un cactus  pasmoso. O quizá la seduzca mi acalorada agitación.
El asfalto semeja fragua -sin el brazo de Vulcano-.
Ni una nube extraviada alivia el furor añil de las alturas; y el sol es felino lujurioso que me muerde blusa y huesos.
Mi rumbo es sencillo, llano, pero lo hacen inexpugnable, deber y verano.
©Trini Reina/agosto 2018

5 de agosto de 2018

A contratiempo

Parados sobre agosto
y su delirio,
ardidos y oscuros,
como la tarde que moría,
y vencidos de lento verano,
fuimos dos fuegos
enfrentados a su pavura,
rehusando el agua
que la pasión les concedió
y que ahora, solos, giran
inmersos en la vorágine
de un invierno absoluto
que desgarra como exilio.
©Trini Reina
febrero 2014 
Obra de Edward Henry Potthast 

1 de agosto de 2018

Vas...

Vas buscando la pasión
en los encajes de la tarde,
las auroras reverdecidas
bajo las hojas de su talle.

Vas buscando la pasión
en las estrellas matinales,
las huellas que te preceden,
los versos que de él nacen.

Vas buscando la pasión
para tu espíritu que yace,
tocado de luto y silencio,
batallando los pesares.

Vas buscando la pasión
en vergeles germinales,
y en ternuras derramadas
a las laderas de su imagen.

Vas buscando la pasión
en tus genes y su donaire,
y, si el vértigo amanece,
le suprimes valladares.

Vas buscando la pasión
al sur del tacto triunfante,
en las jaras que no hieren,
tras los ángulos de su sangre.

A qué buscar en el infinito,
lo que de tu esencia sobresale.
©Trini Reina/Julio de 2009
Obra de Rogelio Abad Mora

30 de julio de 2018

Pequeñez 79


Violeta la flor
El crepúsculo violeta
Violeta el dolor.

Violeta el dulzor
La madrugada violeta
Violeta el amor.
©Trini Reina/Julio 2018