25 de septiembre de 2017

Vigilia

En mi cuerpo la tristeza arde como frente enfebrecida. Avanza la noche sembrando estrellas que en mis ojos no brillan.

Llevo al invierno ceñido a la garganta y al estío clavado en las pupilas. Nunca en mi pecho ocupó tanto espacio la melancolía.

Enmudecido el aire, acompaña mis horas grises. Antes me coronaron otros silencios, mas no tan hondos ni tan nocivos. Toda mi piel tiembla de soledades y no existe tacto que la consuele, ni leves palabras de dulce abrigo.

Esta noche de nuevo mostrará sus garras la vigilia, convirtiendo los minutos en eternas pesadillas. Hasta que al alba cante el gallo y huyan los fantasmas, temerosos del tributo de esperanzas que aporte el día. 
©Trini Reina/2005
                                                                       Obra deWilliam Oxer 

18 de septiembre de 2017

Interior I

Temprano
imitan las rosas
los matices del alba.
Regias y estáticas iluminan
el frío mapa de la mesa.

Van girando las sombras en la ventana
mientras las horas tergiversan figuras en el paisaje.
El día es una sucesión de contraluces
que se afinan al devenir la noche
cuando, tarde,
las rosas sacrifican
su solemne lozanía.
©Trini Reina/Septiembre 2011
obra de Jean-Édouard Vuillard

16 de septiembre de 2017

Y cabas...

Y cabas…
y hundes hacia lo hondo
a la derrota.

Y suplicas a tus raíces
que extraiga de la voluntad
ese amago de alegría
que impúdica exhibes.
                       
                         Esa alegría
que tanto duele…

                          y a nadie engaña.
©Trini Reina/Septiembre 2017
Obra de Nathalie Picoulet

14 de septiembre de 2017

Escena imaginada

Prendo la lámpara del escritorio. Se avivan los amarillos y pliegan las sombras. La habitación se vuelve ascua y descubre a los que la ocupan. Sobre la librería las flores del ayer derraman su polen y bajo sus baldas asoma un pétalo deslucido. Las voces van in crescendo al mismo tiempo que el aire se enfurece en la arboleda que encuadra la balconada. Un rayo zigzaguea en la lejanía y su destello reverbera en el espejo. Alguien se incorpora e, indiferente, tiende las cortinas. La sala se condensa de líneas imperfectas. En el exterior la lluvia se desata y gruesas gotas rebotan sobre las tejas. La conversación se contagia de los grises de tarde y gana el silencio; mientras, en las afueras, se redoblan los acordes naturales.
Enervada, abandono la estancia enrarecida y salgo a vivir la celeste tormenta que me llama.
©Trini Reina/2011
Obra de Andre Kohn

13 de septiembre de 2017

Interior II

Asido a la permanencia
el polvo entenebrece
rincones y principios.

El tiempo,
del barniz hizo escamas;
aseverando la decadencia
de los trastos desmembrados.

La luz,
raída y leve,
traspasa los visillos y mortifica
sombras y escoltas.
Un enjambre de pelusas se espanta
ante el rumor ignorado del aire.

El pasado es un fantasma que yerra
sin coordenadas por la estancia.
©Trini Reina/2011
Obra de Edward Hopper

12 de septiembre de 2017

Veredas

Por veredas pobres de flor
y ricas de ortigas,
eres peregrino de ingrato tránsito.

Subes con reciedumbre
 hasta el alcor incólume donde crees,
 fluye el remanso que tu paz vindica.

Sube.
No permitas derribos.
Libre seas de alisar aceros poderosos.
 Elévate sobre el mal como espadaña
y repica tu victoria.
©Trini Reina/Septiembre 2017
Obra de Maxfield Parrish

10 de septiembre de 2017

Contraluces de septiembre

Caen semanas sobre septiembre
y se arrodilla mi respiro.

El lunes siete se disfrazó de trece
y dos martes lucharon por el mismo traje.
Varias auroras emularon crepúsculos
-no precisamente anaranjados-
y algunos ocasos se explayaron a descompás.

El  miércoles enmudecieron los jilgueros
y un sábado perturbado el jazmín con velo se cubrió.
Antesdeayer, la luna, sin aviso, se atavió de harapos
y hoy los minutos parecen caracoles
encrespados y flemáticos.

Para acrecentar contrariedades,
el termómetro no se ha percatado de que arribó el otoño,
y continúa ensayando estíos
con el lógico tumulto para el cuerpo.

La compasión es merced de las noches,
cuando septiembre, a pleno ensueño,
restituye  mi alma al equilibrio.
©Trini Reina/Septiembre de 2009
Obra de Leonid Afremov

8 de septiembre de 2017

Fuego y cenizas

¿Quién descuidó la llama
de aquella pasión otrora inextinguible?
¿Quién dejó languidecer la hoguera?
¿Quién lanzó el primer puñado de nieve
a las ascuas que a morir se resistían?
¿Quién sopló las cenizas,
y las cedió al viento,
para que éste, ajeno al quebranto,
las entregase al ostracismo?

Ni tú ni yo somos culpables.
Ni tú ni yo verdugos fuimos.
Mas esa pasión que se sustentó del aire,
en el aire se ha perdido.

¿Será que todo fuego está condenado
a, por el fuego mismo, arder en el olvido?
© Trini Reina/Diciembre 2006
Obra de Isabel Navarro Verdú

6 de septiembre de 2017

Insurrección

Estoy cansada de poner buen perfil al mal tiempo. De sonreír eternamente a las afueras. De encender cada alborada las luces de mi fachada, cuando apenas la llama de una vela alumbra mis adentros.

Estoy agotada de disfrazar mis desalientos. De rellenar con humo mis vacíos. De ensayar blindajes contra el destino. De lidiar, huérfana de armas, frente a este ejército de sombras que me violentan.

Y quiero exigir mis derechos.

Exijo poder llorar a mi capricho sin que nadie me instale en los ojos un pañuelo para amordazar mis lágrimas. Exijo una tregua para revolcarme en mis miserias; para regodearme en mis dolores.

Exijo el derecho a derrumbarme,
estoy hastiada de tener que mostrar firmeza ante los elementos que me azotan. Por una vez, hoy, quiero sumergirme libremente en el túnel de las tinieblas y dejar de simular que soy un ser irreductible.

Quiero, al menos en este día, portar orgullosa la bandera nívea de la rendición, sin que nadie me tache de fugitiva que ya elegiré yo, libre, el momento de reemprender la lucha.
®Trini Reina
30 de agosto de 2005
Obra de Ivailo Petrov

3 de septiembre de 2017

A fondo...

La cerviz del instante,
el signo, la duda, el augurio,
la urdimbre candente que aridece
el caudal con fondo de la dicha;
la esclavitud de la angustia y sus filias;
el cansancio inalterable
que pulsa ahondando en la herida…
Y la abre,
la abre,
la…
©Trini Reina/Septiembre 2017
Obra de Jeremy Mann

31 de agosto de 2017

Entelequia XVII

El pulso del tiempo,
trágico,
sin alternativas,
es noche de esqueletos
que me allegan
al arrabal neutro
de la aurora.
©Trini Reina/Agosto 2010
Obra de Paul Cézanne 

29 de agosto de 2017

Nubes...

Nubes de tristeza rasgan
lunas y paraísos.

A pesar del brío y su bandera,
a pesar del tesón y su latido,
a pesar de las flores germinales
(que admiramos con delirio),
a pesar de la esperanza en la pupila,
a pesar de la rebeldía en el compromiso,
a pesar de las girándulas atardecidas,
y las almenas del desafío,

la tristeza acecha al alma
con su cortejo sostenido.
 
 ©Trini Reina/2010
Obra de John Atkinson Grimshaw 

27 de agosto de 2017

Caminando voy...

Caminando voy,
silenciosa,
por aceras calientes
de domingos y veranos.
Y te nombro.

Tu nombre,
aire que eleva mis pasos
y jala de mí
en todas las caídas,
y aleja mis rodillas
del asfalto cotidiano,
e inaugura preseas
en la feria de mis pupilas.

Tu nombre,
maná que templa
la sangre de esta condena…

Y cuando luches,
y tropieces,
y te hundas,
y te duelas,
allá en la lejanía
donde ubicaste tu miseria.

Cuando camines,
silencioso,
por aceras calientes
de domingos y veranos,
mi nombre,
que te nombra,
ampliará la negrura
del destierro que elegiste.
©Trini Reina/Agosto 2011
Fotografía de Michael Gnade

25 de agosto de 2017

Soles desdibujados

Sobre la ciudad llovían noviembres.
Las calles, a media luz,
invitaban a demorarse entre sus sombras.

Escoltado por el aire deambulé,
suspendido en  mi espíritu.
En la distancia,
el recoleto jardín que frecuentamos
era un estampa sepia que,
a través de la mirada,
me contagiaba de invierno.

Un sol desdibujado,
armonizaba con la fatiga que,
lentamente, acanalaba mis entrañas;
mientras mis pasos, abreviados,
temían allegarse hasta la casa,
donde sabía que, con los brazos abiertos,
me recibiría tu ausencia. 

 ©Trini Reina/ noviembre 2008
Obra de Leonid Afremov 

23 de agosto de 2017

Concordancias

Soñaron juntos
veredas de agua,
islas peregrinas,
fronteras derogadas,
latitudes afines,
hogueras y sábanas.

Soñaron juntos
violetas al alba,
oasis infinitos,
arpegios de plata,
aristas de espuma,
cobijo y fragua.

Soñaron juntos
soledades acabadas.
©Trini Reina/2008
Obra de Haenraets Willem

21 de agosto de 2017

Afines como la música

Con tus ganas,
con mi anhelo.

Con la falla de tu ojos peregrinos,
con la flama de los míos pintureros,
con el hado de tus ases sin divisas,
con mi fe cultivando sueños,
con el olvido en sus andenes,
con la ilusión rompiendo vuelo,
con tus temores derrotados,
con mi alegría lejos del suelo,
con la cordura sin equipaje,
con la pasión hilando besos,
con la distancia en bandolera,
con el fracaso a contraviento.

Afines
como la música vamos.
Con tus ganas,
con mi anhelo.
 ©Trini Reina/2013
Obra de Rob Hefferan

18 de agosto de 2017

Tardes sin voz

Esta tarde sin ti
se alarga y azulea
como tinta derramada.

Los minutos, sucediéndose,
fraguan senda y surco
en la soledad que me puebla.
Entre mis manos, el papel se inquieta,
sobrellevando su blancura.
Pide palabras, voces,
signos afines al espíritu y sus cadenas,
mas la luz de la certeza extiende sus hélices
en el aire detenido de la estancia.

Ni palabras ni presencia vendrán
Esta tarde a resguardarme.
©Trini Reina/2011
Obra de Marc Chagall

16 de agosto de 2017

De lo Cotidiano / Amanecida

 
Observo al día que flamante nace  -ahora tan nuevo, y viejo en horas-
Pregunto al rosicler qué traerán hoy sus nubes desvaídas,  pero el silencio es respuesta que ni resta ni otorga.  El aire promete alivio en este verano que caduca y es una delicia su límpido aroma. Los sonidos son distintos que ayer y, sin embargo, afines. El jardín languidece un punto más,  añorando una lluvia salvadora.  Ante mis ojos embargados una hoja cae  en su temprana muerte.
De la noche y sus desvelos sólo queda un recuerdo ingrávido. Tinieblas.
La inquietud virulenta, que en mi corazón se elabora, pierde tenebrosidad ahora que el cielo derrocha claridad sin remiendos de sombra, e intento fugarme del trémulo latido que al alma trastorna.

Observo al día que flamante nace, con un déjà vu que me desborda.

©Trini Reina/2009

15 de agosto de 2017

Mísera de estrellas

Mísera de estrellas,
esta noche potente
que a su guarida
me arrastra.
En el firmamento del alma
no hay voluntad que,
a fuerza de albores,
evite mi caída.
Y desciendo
a ese abismo donde,
soberana,
se dilata la tristeza.
©Trini Reina/Enero 2009
Obra de Francis Bacon 

14 de agosto de 2017

Y vibró...

Y vibró:
de ternura
de deseo
de dicha acanelada
por el atlas de su cuerpo

Y vibró:
de dulzura
de sustento
de pasión arrebolada
en el vértice de sus senos.

Y vibró:
de premura
de consuelo
de lumbre fascinada
sobre el alba de su sexo.
©Trini Reina/2010
Obra de Andrea Kohn