19 de mayo de 2016

Cuando llegó...

Cuando llegó,
¡qué revolución extraña,
derramándose
desde lo interno a las afueras,
qué tempestad de ideas,
restallando a golpes
de palabras,
sobre la faz impávida
del papel sobrecogido!

Cuando llegó,
¡Qué suavidad,
qué donosura,
qué efervescencia… !

¿Dónde huyó
que ya no aguija mis arterias?

¿Qué inconexión de sombras
me ataranta?,
qué infame
el silencio de la alegría,
qué calladas
las penas de amor o de cirios.

Lejos.
¡Qué lejos la opulencia,
el asombro,
la fiebre seductora
de la poesía!

©Trini Reina
enero 2014 
Obra de Santiago Rusiñol
 photo hoja_zps9e6cc68c.png

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.